Command Modern Air/Naval Operations + Guía Escrita + Práctica Vídeo por Joselillo

martes, 4 de julio de 2017

RESEÑA: DRIVE ON MOSCOW



 Doy las gracias también  desde aquí  a Matrix/Slihterine por la oportunidad de probar este juego y poder presentároslo.

  Los desarrolladores de “Battle of Bulge” vuelven a la carga de nuevo con “Drive on Moscow”. Los chicos de Shenandoah esta vez nos llevan al frente ruso de 1941 en una de las batallas más decisivas de la Segunda Guerra mundial, donde podremos tomar el mando del bando alemán para intentar tomar la capital rusa o tomar el mando ruso y defender la patria como soviéticos. 

 Drive on Moscow está basado en el  mismo motor que Battle of Bulge y para quien no lo conozca es un wargame por turnos diseñado para PC  para jugar contra la IA o jugadores humanos.  Contra humanos, las partidas son agiles de jugar con la facilidad de poder enviar los turnos a nuestros rivales desde el mismo servidor del juego.  A diferencia de otros wargames de PC, en este el enfoque que se le ha dado es de una mecánica sencilla y simple de jugar sin micromanejos excesivos lo que le da una optimización genial para jugar contra humanos. Es un wargame muy competitivo diseñado especialmente para partidas multijugador al igual que en el Battle of Bulge donde actualmente puedes participar en torneos  y competiciones.  A los que venís de wargames de mesa os gustará, no os dejéis engañar por su sencillez o mecánica simple porque a pesar de ello es bastante complejo.

 En cuanto a jugar contra la IA, si os pasa como a mí, tardaréis tiempo en dominarla. Acostumbrado a otros juegos donde la IA a la larga se vuelve predecible, aquí  la IA en Drive on Moscow tiene personalidad cambiante, no siempre hace lo que uno se espera y resulta bastante difícil de engañarla.  En mi caso, hasta que no la gané en todas sus variantes no decidí pasar al  multijugador por una cuestión de orgullo.




Aquí tenemos un ejemplo de dos tipos de personalidad a elegir para la IA si jugamos con el bando alemán. Tenemos a Konev o Zhukov, según contra quien juguemos nos lo va hacer pasar canutas de una manera u otra. No digamos cuando juguemos como ruso en contra de Guderian...




El nivel de detalle del mapa está muy bien conseguido y  en conjunto a los efectos de sonido, de ambiente y música de fondo, el juego  logra envolverte en la batalla, cosa que se agradece, ya que el apartado multimedia no suele ser el fuerte en este tipo de juegos.
   


 El juego incluye un tutorial muy completo, dividido en dos partes. Una parte sería la escrita, con las reglas del juego y otra interactiva que nos ayudará a dar nuestros primeros pasos siguiendo una serie de indicaciones. Siguiendo estos tutoriales, nos podemos hacer con el juego en media hora.  Ganar a la IA o a otro jugador humano ya será  otra historia.




El juego también viene con una guía de la batalla real. Es una guía muy completa con fotografías reales, desde el equipamiento de las unidades, la biografía de los comandantes, las batallas, etc. Es una especie de wiki interactiva que podemos consultar en cualquier momento.




 El mapa en 2D está dividido en zonas donde podremos mover nuestras unidades y dependiendo el tipo de unidad podremos mover hasta tres zonas. Parece sencillo pero lo complicado está en que en cada zona no puede haber más de tres unidades. También tendremos que tener en cuenta factores como las líneas de suministro, la artillería  y el apoyo aéreo. El tiempo también influirá en el movimiento de nuestras unidades. Primero llegan las lluvias y el barro que ralentizará los movimientos de nuestras unidades y luego la nieve que congelará los ríos y costará menos pasarlos. Los rusos podrán aprovechar las vías de tren para mover con rapidez  sus unidades de un punto a otro.




La victoria pasa por ir acumulando puntos mediante el control de las ciudades y destrucción de las unidades enemigas. La parte complicada de esto, es que el juego según avanzan los turnos te pide un mínimo de puntos cada determinado número de turnos. En muchas partidas yo he fallado y he perdido al obsesionarme con objetivos y planificar mis movimientos para tomar tal ciudad, he obviado la parte de conseguir esos puntos necesarios. Acostumbrado a otros tipos de wargames que solo cuenta tomar ciertos objetivos.  Tenemos que tener cuidado con esta parte. 




Durante la partida, a través del botón de menú, podemos consultar el estado de nuestras líneas de suministro o las del enemigo sobre el mapa. También podremos consultar el calendario para ver los eventos relacionados con el turno que estamos jugando o los turnos posteriores y revisar también  los refuerzos previstos. Los turnos están englobados dentro de días y ninguna unidad se podrá mover más de una vez por día.

 En resumen estamos ante un wargame de ritmo rápido que gustará tanto a los que vienen de 
juegos de mesa como a los que no, bastante adictivo y desafiante.  Aunque tiene una IA 
bastante competente donde más provecho vamos a sacar de este juego es en el apartado 
multijugador en el cual podremos poner a prueba nuestro nivel de juego.

Saludos! y nos vemos en el campo de batalla!


1 comentario:

  1. Yo compre tanto este como la batalla del Bulge y los devolví, demasiado simples a mi parecer y muy enfocados a jugarse con tablet de ahí que las mecánicas este muy muy simplificadas, es bonito de ver y tiene muchos extras pero en si el juego es mover fichas y poco más.

    ResponderEliminar